Volcanes activos serán controlados por estaciones chilenas y argentinas

221
- publicidad -

La reunión se llevó a cabo en el Observatorio Vulcanológico de los Andes del Sur (Ovdas), centro de interpretación de datos de la red nacional de vigilancia volcánica del Sernageomin en Temuco, donde los directivos de los servicios de geología y minería de ambos países sostuvieron un acuerdo, que comenzó con una primera fase de vigilancia conjunta de los volcanes fronterizos Lanín, Maipo, San José, Laguna del Maule, Planchón-Peteroa y Copahue.

Como parte del acuerdo, Chile también brindará asesoría técnica a su vecino sobre el monitoreo volcánico a través del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), para el establecimiento de una red en Argentina. La red nacional de vigilancia volcánica de Chile dispone de 355 estaciones y sitios de distribución de datos instalados en los 43 volcanes más peligrosos del país y se evalúa la ampliación de la red, que es la más extensa del mundo.

“Queremos robustecer lo que ya existe, ayudar a que Argentina también disponga de una red propia y analizar las mejores opciones para tener información oportuna antes, durante y después de los ciclos eruptivos”, explica en un comunicado la ministra de Minería chilena, Aurora Williams.

La secretaria de Estado comenta que “en Chile suelen verse los impactos más directos, como por ejemplo los lahares primarios, mientras que en Argentina hay mayor impacto del material particulado en suspensión, que afecta la calidad del aire y la aeronavegación. Nosotros estamos conscientes de que para lograr este objetivo, hay que superar varias etapas previas. El foco está puesto en monitorear al menos 15 volcanes que son los más peligrosos para la población de Argentina”, comenta Williams.

Por su parte, Rodrigo Álvarez, director del Servicio Nacional del Geología y Minería Sernageomin, explica que “en cuanto a impactos, los volcanes no tienen patria. Por eso esta nueva fase está marcada principalmente por el compromiso de asesoría técnica que presta el Sernageomin a su par argentino Segemar”.

Agrega que “La finalidad de esto es que los argentinos también comiencen a vigilar volcanes y que ambos equipos compartan información, como por ejemplo los modelos de dispersión de cenizas hacia y al interior de Argentina”, añade Álvarez. Fuente.Sernageomin

@DConstruccionCH

 

- publicidad -